The Soundtrack Engine

Seguro que tienes algo mejor que hacer...

martes, 1 de abril de 2008

El estigma

Imaginemos por un momento, una típica frase que puede resultar conocida por todos sin demasiado esfuerzo. Algo como esto:
Cogemos el tornillo Slingan, lo ajustamos a la base Glöffen, y roscamos la tuerca Sputz.
Ajá, la mayoría de nosotros, pobres under-mileuristas, lo habrá identificado como unas instrucciones que se pueden encontrar en cualquier cosa comprada en Ikea: desde una mesa hasta un armario, o una albóndiga.

Ahora, vamos a hacer un ejercicio de abstracción: voy a cambiar solamente tres palabras de la frase, y a ver que pasa:
Cogemos el tornilo Klingon, lo ajustamos a la base Mithril y roscamos la tuerca Yoda.
¡Caramba!, ya no se trata de unas inocentes instrucciones de uso. Todo el mundo lo habrá reconocido como cualquier conversación que se da entre frikis. Y yo me pregunto, ¿por qué?. Ambas frases contienen palabros incomprensibles, y resultan algo confusas para los no iniciados. ¿Que diferencia a unos y otros usuarios?. Ambos clases aquí descritas tienen un profundo conocimiento de su campo, pero los segundos son los extraños, mientras que los primeros se les considera 'normales'. Es lo mismo que con los frikis del futbol: si yo recito de memoria la alineación del Betis de 1978, soy culto; pero si comento la cronología de la Primera Edad del Señor de los Anillos, debo ir esquivando camisas de fuerza...

Mientras que los segundos son señalados como raros, son objetos de burla, mofa y befa, y son los (cada vez mas numerosos) apestados de la sociedad, al que domina la primera frase se le adora como experto ebanista montador, mientras lo elevamos a los altares de la cultura popular, justo un peldaño por debajo del barbas de bricomanía. Y sin embargo, mientras un filólogo no me convenza de lo contrario, yo seguiré pensando que Slingan, Glöffen y Sputz son nombres obscenos que se dan a diferentes partes del cuerpo. ¡Qué ironía!. Puedo ir mentando el nombre del escroto en finlandés mientas la gente me aplaude por ello, pero no puedo susurrar a nadie Cthulhu f'tang sin que me miren como si hubiera insultado en hebreo...

Así que yo digo ¡no!. Señalemos a los maníacos de Ikea como nuevos frikis con granos, y vayamos ahora mismo a las grandes superficies para reirnos de ellos como un Nelson Muntz cualquiera. ¡Que cada cual coseche lo que ha sembrado!

Y a ver si, ahora que todo el mundo está en Ikea, me dejan hacer unos recadicos tranquilo y sin interrupciones, que hartito me tienen los que me señalan, mirusté....

5 Comments:

  • At 1/4/08 13:11, Anonymous Eriwen said…

    Pues yo no sabía que era lo primero y he montado cosas de Ikea, será que como no me interesa no presto atención.

    De todas formas como soy hembra y he jugado al rol y leo manga y comics soy aun más apestada por el hecho de ser mujer...

    Besotes

     
  • At 1/4/08 13:52, Blogger Soundtrack said…

    Pues precisamente por eso, Lady Eriwen, usted en particular no sería una apestada :).

    Como hembra cuasi increíble de creer, rodeada de tipos con las hormonas colgando, serías considerada como un icono a celebrar; adorada como a diosa o como al mismísimo Hipnosapo (loado sea), y se levantarían altares y celebrarían cumbres para realzar tu singularidad. Pudiste haber sido reina, y te has conformado con montar muebles de ikea... Alabada sea tu humildad...

    :-P

     
  • At 2/4/08 00:11, Blogger eva said…

    yo una vez monte una mesita de ikea y ya me crei arquitecta :)

    he estado de vacaciones pero ya me he puesto al dia con tus post, lo q pasa es q como solo se me ocurre una critica a tu "chiste", mejor no digo nada, q luego me lo echas en cara :P

    besitos

     
  • At 2/4/08 07:24, Anonymous Eriwen said…

    Te digo que no, que además para los no iniciados soy más apestada, porque juego a cosas de chicos,...

    Y dentro del mundillo... nunca tuve éxito ='(

     
  • At 3/4/08 06:54, Blogger Soundtrack said…

    Eva, la verdad es que yo aun no he pisado un Ikea, así que desonozco el grado de complejidad que puedan tener sus elementos. no obstante, sabiendo que tengo mis problemas hasta para interpretar las instrucciones de un termómetro, pues seguro que tendría mis complicaciones... :)
    Tengo la sensación de que siempre que me escribes has vuelto de vacaciones!! ¿Es para darnos envidia o así? :-P

    Por cierto, tal vez luego tengas que soportar alguna de mis infantiles e inofensivas "echadas en cara", pero la mayoría de los (escasos) lectores del blog te agradecen todas las críticas destructivas que puedas soltar. Tengo pruebas de ello. ;-)

    Eriwen, pues entonces me temo que te apuntaste al grupo equivocado... Recuerdo en mis tiempos de role-player que una dama era una joya a la que mimar para que no huyese. Habríamos matado por encontrar una jugadora como usted. Es mas, pídeme que matemos para unirte al grupo :-))))

    Y aunque no tuvieras éxito en ese mundillo (bienvenida al club), fíjate ahora.... ahora tienes tu propio club con tu propio éxito ;). Ahora los apestados son los otros (sí, me autoexcluyo por si las moscas) :)

     

Publicar un comentario

<< Home