The Soundtrack Engine

Seguro que tienes algo mejor que hacer...

lunes, 4 de mayo de 2009

Prevencion

Hoy me ha tocado la revisión médica anual a cargo de la empresa. Y como suele hacerse en dicha circunstancia, las personas a las que hoy nos tocaba (al menos su mayoría), hemos ido juntas.

Sin embargo, mi lamento de hoy no es por la compañía, sino porque parece que tras tres días de fiesta, los asistentes sanitarios no estaban a plena capacidad al punto de la mañana, o al menos así me ha parecido...

Para empezar, nosotros hemos llegado antes que ellos, con lo que hemos sido testigos de su llegada. Yo incluso propuse hacerles un pasillo de honor a la entrada, total, había que pasar el rato...

A continuación, el primer punto de inflexión: una de las personas que iba a velar por nuestra salud traía dos botellas de champán por su cumpleaños. Y por las risas que se oían entre bambalinas, doy fé que no llegarían vírgenes al mediodía.

Cuando por fin empieza su jornada, y tras la toma de datos de rigor, y vestirnos con ese ridículo batín que, por suerte, no te deja el culo al aire, comenzamos con la extracción de sangre. Y el azar (y nuestro público) ha decidido que tras tres días de pausa el primero seaaaa ¡Soundtrack!...

Así que entro a la sala de extracción, a medio montar, y mientras me tumbo y espero la punzada la enfermera termina de medio adecentar el local. Digo "medio adecentar" porque mientras actuaba iba cogiendo las bandejas, el desinfectante, huy espera el tubo que es este otro, por favor corre las piernas un poco a la izquierda que así apoyo esto aquí al lado, no espera mejor un poco mas, huy pues aquí no hay vena (oiga! que siempre me han sacado de este brazo sin problemas!!) si si mira mejor me cambio a este otro lado, a ver que te pincho (ay!!!), huy pues me he dejado las tiritas al otro lado, espera presiona aquí mientras voy a coger unas tiritas (jooeeeeeer), vale ahora sí, aprieta fuerte fuerte fuerte durante cinco minutos ¿eh?... y... anda! antes se me ha olvidado poner el hilo musical...

En fin, que se notaba que tras esos días de semipuente la muchacha estaba algo desentrenada y yo le he servido como antioxidante... joer, como escuece... En fin, al menos al conectar el hilo musical no ha sonado una corneta tocando a
suerte de varas...

Pero la refinitiva ha surgido tras el estoque, esperando el resto de la revisión. En la salita de espera había tres doctoras-o-similar apoyadas en un mostrador, comentando lo muy bien que se lo habían pasado el fin de semana. Y sí, por lo que comentaban hay que reconocer que saben divertirse. Pero la mueca de horror cruzó mi rostro tras esta situación, una de ellas comentaba, cansada, al resto:

- ...pues ya veis, comida en el pueblo por la fiesta y tal, pero claro, despues de la comida eso quedó como una barra libre, todo pacharanes en fila encima de la tabla, y claro... imagínate cómo salí...

A continuación se disuelve el grupo, la amiga de las endrinas se dirige a mí y dice

- ¿Sr. Soundtrack? Por favor, acompáñene a la consulta uno..

En fin, menos mal que tras estas duras pruebas, sobrevivimos todos y pudimos celebrar en hermandad un copioso almuerzo del que todavía tengo molestias gástricas... pero que aun así, lo repetiría :)

9 Comments:

  • At 4/5/09 20:07, Blogger Gorka Mauleon said…

    "...el hilo musical no ha sonado una corneta tocando a suerte de varas..."
    "...la amiga de las endrinas"
    jjajajaj me he reido mucho con ete post. Felicidades y sigue escribiendo asi!!

     
  • At 4/5/09 21:19, Blogger Txispas said…

    genial... para no variar ;)
    me he reído un montón, mi marido va a esas revisiones médicas y cada vez me trae una historia distinta, jajaja

     
  • At 4/5/09 21:56, Blogger MonSeñor Gusano said…

    Yo no voy a defender a semejantes enfermas sadicas, pero la verdad es que a mí nunca me han hecho ni daño. Y esos huevos fritos, no tienen precio. Soundtrack, a veces creo que deberiamos proponer ir cada 6 o cada 3 meses.

     
  • At 5/5/09 19:23, Blogger Soundtrack said…

    Hombre, Gorka, cuanto tiempo sin saber de usted :))) Me alegro que te haya gustado, espero no bajar el nivel ;)

    Gracias Txispas, pero creo que os estoy malacostumbrando... voy a estar dos o tres semanas escribiendo porquerías y luego volveré a publicar obras maestras, que si no es muy cansado, oye...
    :-P

    Pues la verdad, Monesñor, es que generalmente yo tampoco noto nada mas que una leve molestia vergonzante, pero en este caso se notaba que la "operaria" aun estaba 'fría', por decirlo así... Y esos huevos si que tienen precio, si... joer, casi acaban con todo lo que llevaba encima :D
    Y si quieres proponer aumentar la frecuencia, adelante; ya sabes como funciona el sistema de sugerencias ;)

     
  • At 5/5/09 22:53, Blogger Txispas said…

    ¿a que no? jajaja

     
  • At 6/5/09 08:18, Blogger Soundtrack said…

    Huy huy huy huy huyyyy... ¿me estás retando? :P

     
  • At 8/5/09 18:08, Blogger Txispas said…

    ¡¡ SÍ !!

    anda, ahora que vas a hacer eh? eh?

     
  • At 8/5/09 18:49, Anonymous kurtinaitis said…

    oye pues el secreto debe de ser el hilo musical, porque hoy he ido yo y la moza que pinchaba (DJ) iba pim pam a un ritmo buenísimo y no nos ha hecho ni moratones ni nada de nada, una profesional... Soundtrack ud. no será ud. un poco delicado para estos menesteres...
    Las médicas también muy agradables. Yo voto por ir más a menudo, como Monseñor Gusano

     
  • At 10/5/09 20:39, Blogger Soundtrack said…

    Pues qué voy a hacer, Txispas, qué voy a hacer... retirarme acobardado, como siempre.... D

    Pues igual es lo que tu dices, Kurtinaitis, supongo que el truco consiste en no ir en lunes ni ser el primero, para evitar sorpresas :)

     

Publicar un comentario

<< Home