The Soundtrack Engine

Seguro que tienes algo mejor que hacer...

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Angustia

¿Qué hacer cuando tras hacer todo lo posible, tienes la inmensa sensación de haber defraudado a quien te quiere?

¿Cómo redimir esa falta?

¿Cómo vivir intentando satisfacer a todo el mundo, sabiendo que no se puede?

¿Por qué seguir prefiriendo sacrificarse uno mismo tragándose el dolor, para evitar hacer sufrir a otro, se lo merezca o no?

Supongo que, a veces, hay que estar preparado para las bofetadas que puedan ir cayendo cuando estás en medio.

8 Comments:

  • At 26/11/08 23:09, Anonymous telemarkado said…

    Ánimo, suerte y p'alante. Y un abrazo, que aunque internáutico, no deja de ser un abrazo.

     
  • At 27/11/08 09:09, Blogger Mr. Lombreeze said…

    Te advierto que cargar con las culpas ajenas es de Cristianos y va contra natura.

    Pero evitar el sufrimiento de la gente que quieres es intrínseco a la naturaleza humana y signo de nobleza de espíritu.

    De los humanos de verdad, los que tienen principios morales y éticos, no de los hijosdeputa claro.

     
  • At 27/11/08 12:18, Blogger eva said…

    cuando se ha hecho todo lo posible, no hay falta que redimir simplemente porque no hay falta.
    un beso muy grande

     
  • At 27/11/08 18:32, Blogger Soundtrack said…

    Gracias. Gracias a todos. Estos comentarios de ánimo, y los que he recibido fuera de este blog, consiguen mantenerme las ganas de levantarse una mañana mas. Y a ver que pasa.

    Joer. Soy incapaz de callarme cuando suelto tonterías y ahora que intento hablar en serio se me traban las palabras. Solo puedo repetir lo mucho que agradezco esto. En serio.

     
  • At 28/11/08 00:50, Anonymous hoy ya viernes said…

    Cuento budista resumido. situación :monje jóven caminando junto maestro anciano. tema: pregunta básicamente lo mismo al maestro. Respuesta y desenlace : El viejo levanta la vista mirando el camino delante de ellos mientras sigue caminando.

     
  • At 28/11/08 06:26, Blogger Soundtrack said…

    Yo me lo conozco algo mas influído por el catolicismo. Basicamente el cuento es un niño jugando con una pelota, que se le escapa y golpea fuertemente una ventana. Y la pregunta es: "Si el cristal no se ha roto, ¿para qué enfadarse?... Y si el cristal ya se ha roto, ¿para qué enfadarse?".

    El problema empieza cuando ya no quedan cristales intactos, que empiezas a preguntarte si no has hecho el primo... :-/

     
  • At 5/12/08 22:41, Anonymous Mr Pelotensko said…

    a lo mejor se rompe el cristal y por fin corre el aire, quien sabe...

     
  • At 9/12/08 13:25, Blogger Soundtrack said…

    Pelotensko, mas de una vez he pensado que lo mejor sería acabar con todo y empezar de cero, pero me da mucha pereza, además del posible trauma a terceros que es lo que intento evitar... Si es que no aprendo...

     

Publicar un comentario

<< Home