The Soundtrack Engine

Seguro que tienes algo mejor que hacer...

martes, 12 de agosto de 2008

Juventud perdida, perdida juventud

Ya he comentado en otras ocasiones cómo el comportamiento de los jóvenes de hoy en día me sigue sorprendiendo; tal vez porque cada vez estoy mas alejado de esa generación, tal vez porque siempre he sido un pagafantas que realmente no conoce las bases sociales de esa realidad :)

Pues ayer volví a sufrir uno de esos episodios de confusión sensorial, una especie de sinestesia que me ha mostrado que la adolescencia actual picotea de múltiples abrevaderos, seleccionando lo mejor de cada una de ellos.

Al asunto: ayer, de paseo con la familia, me crucé con un grupo de críos (y crías, seamos políticamente correctos) que rondaban los 16 años. Ese dato lo puedo confirmar ya que estaban felicitando a uno de ellos por haber alcanzado esa edad en su reciente cumpleaños. Y ahí estaban, charrando alegremente, gastando la batería de sus móviles escuchando música a todo volumen, pasándose un porrete adolescente (como icono que nunca pasa de moda).... y en medio, que no falte, la botella de Sunny.

Igual estoy exagerando y repitiendo demasiadas veces la sorpresa de encontrarme una garrafa de ese refresco en mitad de una chiquillada de estas, pero para entendernos, el efecto que me produce es como si vieramos a un grupo de yonkis politoxicómanos que con las agujas todavía colgando, se pasan alegremente una botella de gaseosa.

En fin, será que me hago viejo... :)

5 Comments:

  • At 12/8/08 18:36, Blogger MonSeñor Gusano said…

    Pues asi es, el otro dia contemplamos como el futuro de la humanidad, se dedica a jugar a que uno se ponga de espalda y meterles el resto unos cazos en la cabeza que para que. Y el tontolaba que recibe intentar adivinar quien ha sido...Y me pregunto yo, si amiguitos pensais lo mismo que yo,,,cuatro amigos y dejamos muerto al tonto que juega a esos juegos. Le quitamos las ganas de jugar ya que nunca dariamos el acierto como bueno. Madre mia, si estos nos tienen que salvar del CO2, y las crisis venideras. Apañados vamos.

     
  • At 12/8/08 22:57, Blogger Alana Moss said…

    Son las nuevas generaciones y es poco lo que se puede cambiar, parece que estan Tuneadas como se dice por aca, pero siempre que se tenga la oportunidad un consejo nunca esta de mas.
    Alana Moss

     
  • At 13/8/08 14:02, Blogger Mr. Lombreeze said…

    Hablais como lo que sois, unos yayos. La Humanidad lleva 10.000 años rajando de las generaciones de jóvenes que vienen.
    monseñor, te repito que el juego de la colleja me pareción bien gracioso.
    Y quien sabe si la mezcla del Sunny con los porros potencia el efecto alucinógeno de la cosa, o es un trabajo de Química.
    Carcas, que sois unos carcas!

     
  • At 29/8/08 23:54, Anonymous Anónimo said…

    en los 80 ya se jugaba a algo parecido no? "la mosca" creo recordar, un pasillo de gente dando collejas y uno que pasaba con posturas entre misión imposible y spiderman, tratando de pillar al autor infraganti. Si lo pillaba, a pagarla. Yo sólo miraba, siempre fui un soso para juegos algo salvajes como e churro va, etc..

     
  • At 3/9/08 21:15, Blogger Soundtrack said…

    Monseñor, y si la progresión sigue descendiendo geométricamente, me pregunto qué pensarán estas gentes de sus jóvenes... ¿se dedicarán a jugar lanzandose heces mutuamente o algo así? :)

    Alana, pues sí, parece que todas las generaciones son tuneadas con diferentes patrones, cuya única cosa en común es el desconcierto que generan en sus mayores :). Otra cosa es que acepten un buen consejo si reciben alguno... :-/

    Lombreeze, hace ya unos 20 años que me siento viejo, permíteme que me comporte como tal :). Pero confieso que no había caído en presuponer gloriosos efectos en la mezcla sunny+cannabis. Igual es como mezclar alcohol y pastillas, pero versión barata... :))

    Anónimo, seguro que en la época romana, los jovenes patricios se dedicaban a fustigarse con atizadores hechos de cuero de oveja o algo así, mientras se ponían ciegos de vino hispano. El Macrodrón, le llamaban... Y yo tambien era de los cobardes que preferían estar al margen y reirme en silencio... :)

     

Publicar un comentario

<< Home